La entidad financiera del proyecto

La escogencia por el Gobierno de la República del Banco Mundial como el organismo financiero para la operación obedece a razones propias del Poder Ejecutivo que no fueron discutidas con nosotros, aunque no hay que descartar el hecho de que no deben ser muchas las entidades de este tipo que estén dispuestas y con posibilidad de financiar una operación de la escala acordada, la mayor, de ser aprobada, que habrá tenido el país para la educación superior. Por otra parte, el tener que darnos a la tarea de formular un proyecto de inversión con una entidad financiera multilateral no representa algo que no hayamos hecho como instituciones en el pasado, ya individualmente o en conjunto. Son varias las operaciones de este tipo que se han realizado con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). De hecho, una buena parte de la infraestructura de tres de las universidades presentes en el CONARE se ha edificado mediante este tipo de operaciones.

Aunque cada entidad financiera del tipo de las citadas tiene sus propias regulaciones, procedimientos y áreas específicas de inversión, y aunque se presentan en ocasiones situaciones difíciles que hay que resolver, siempre se ha podido lograr los propósitos definidos por las propias universidades sin mengua de la independencia de que les ha dotado la Constitución Política de Costa Rica.

Ciertamente, no se había tenido hasta ahora una experiencia de formulación con el Banco Mundial y esto ha implicado el tener que conocer culturas, enfoques y procedimientos de elaboración de proyecto diferentes. También ha de decirse que en el pasado hemos tenido en el CONARE y en las universidades diferencias significativas con políticas o posiciones en el campo de la educación superior asociadas con dicho Banco. No obstante, como universidades conscientes de su misión y de la vocación que en el campo de inversión social ha mostrado nuestro país, se ha sabido forjar un camino propio, independiente y muy alejado del seguido por otras naciones de América Latina, como queda reflejado en el modelo que diseñáramos y fuera establecido hace más de veinte años para el financiamiento de la educación superior universitaria estatal del país.

UA-16297896-1 ga('set', 'userId', {{USER_ID}})